Archivo

Archive for the ‘Ensayo’ Category

Democracia, esa palabra tan ambigua…

11 marzo, 2011 12 comentarios

Democracia es un sistema político, imprefecto como todo. Tiene sus grandes falencias y sus grandes contradicciones. Pero cabe aclarar: democracia no es sinónimo de libertad.

Democracia es el gobierno de las mayorías, lo cual ya indica su falencia. En un país democrático las mayorías pueden (y tienen derecho constitucional a obligar a vivir según su criterio a las minorías. ¿Eso es justo?

La respuesta es corta: NO!

No es justo para nada. Pero es lo que hay. Y lo mejor que tenemos por ahora.

Entonces pensemos en este sentido: DEMOCRACIA = PODER DE LAS MAYORÍAS

En nuestro país hubo momentos de democracia legítima, de falsa democracia y de dictadura.

Arranquemos con la argentina moderna a partir del s. XX

Los gobiernos conservadores de aquellas épocas se turanaban en el poder mediante el fraude. Roca, Sarmiento y Saenz Peña fuerno presidentes entre otros. Esta etapa es de falsa democracia porque las mayorías no tenían ingerencia en el voto.

Con la Ley Saenz Peña se declara el voto secreto y obligatorio con lo que se democratiza algo el sistema pero sigue siendo una falsa democracia ya que se les niega el derecho a votar a las mujeres.

Sin embargo el Gobierno radical de Yrigoyen se legitima en el apoyo popular y militancia tanto de varones como de mujeres.

El gobierno radical de Yirigoyen es el primer gobierno legitimado por la mayoría de los argentinos. Los conservadores y la oligarquía se revelan como la minoría que siempre fueron. Cuya prespectiva de volver a ganar una elección limpia quedó prácticamente nula.

Pero ¿esta minoría aceptó el juego de la democracia que tanto defendían?

La respuesta es corta: NO!

En 1930 recurrieron a los militares de Uriburu para volver al poder mediante la fuerza, cagándose rotundamente en la voluntad popular, es decir en la democracia.

El período peronista fue por lejos el más democrático de la Argentina. Recordemos que democracia es mayorías gobernando.

No hay manera de refutar el hecho de que Perón fue votado por los sectores más postergados de la Nación o sea la mayoría del país.

Las riquezas de nuestro suelo siempre fueron a parar a las arcas de una minoría rica en desmedro de una mayoría pobre que bien describe un liberal simpático e inteligente como Enrique Pinti en su Salsa Criolla.

Con el peronismo, por primera vez votaron las mujeres y los trabajadores tuvieron un Estado Benefactor.

Más allá de las críticas que todos podemos hacer al régimen de Perón. Porque fue un régimen no lo dudo, pero un régimen democrático. Y si, si la mayoría lo apoya la mayoría manda. Así es la democracia, jodida a veces, pero es lo que hay. Y lo mejor que tenemos por ahora.

Ajora bien. Otra vez la misma pregunta. ¿La minoría afectada por el gobierno de Perón, una minoría rica que se vió afectada por una brutal distribución del ingreso, en favor de una mayoría pobre, aceptó el juego de la democracia?

La respuesta es corta tambien: NO!

Cuando esta minoría rica supo que contra Perón y su movimiento nacional y popular no podían volver a ganar una elección jamás, no se bancó las reglas del juego y se mandaron la Revolción Fusiladora, eee… perdón la Revolución Libertadora.

¿Libertadora de qué? ¿Del pueblo? Psss… si hasta Sábato mientras brindaba la caída de Perón notaba que los sirvientes que tenían sus amigos lloraban desconsolados y desesperanzados de amargura?

Estos fusiladores-libertadores se llenaban la boca con la palabra democracia en tiempos de Perón pero se cagaron bien feo cuando fueron gobierno (por derrocamiento) ellos mismos.

Los fusilamientos de José León Suares, del Gral. Valle y otros tantos demuestran lo democráticos que fueron. Pero no sólo eso. Y acá viene la razón de esta entrada. Lo que me dio la idea de escribir, lo que hizo que me piquen las manos como a Galeano. La proscripción del peronismo, que sumió al país en el más largo período de no-democracia que tuvimos hasta ahora (toco madera).

En este período tenemos etapas de dictadura y dos de falsa-democracia.

Las dictaduras de Aramburu (ajusticiado legítimamente por Montoneros ver art. 36 de la Cosntitución Nacional anexado al final), Lanusse y Onganía y los gobiernos de falsa democracia de los radicales Frondizi e Ilía.

Si señores Frondizi no fue un presidente de la democracia como lo habían sido Yrigoyen y Perón, e Ilía tampoco. No puede ser llamado democrática una elección en la cual el candidato de la mayoría, de la inmensa mayoría tenía prohibido presentarse. No pueden llamarse democráticos a los presidentes que aceptaron gobernar un país donde el partido de la mayoría, de la inmensa mayoría no podía presentarse con sus candidatos a elecciones.

No señores, eso si que no.

Crecí escuchando maravillas de la honestidad de esos dos presidentes radicales. Pero cuando supe la verdad de los hechos me dierno asco. ¿Quien puede defender a un político que acepta ser presidente de un país donde la mayoría está proscripta. Donde ni siquiera tienen el derecho de pronunciar el nombre de su líder. ¿Acaso no lo sabían? En esa época si pronunciabas la palabra Perón, o Evita o tarareabas la Marchita, ibas preso, te cagaban a palos y quizá te fusilaban por subversivo.

¿Qué es subversivo? Es estar en contra de la Constitucionalidad. Nada más que eso.

Subversivos fueron ellos, Frondizi, Ilía, Aramburu, Rojas, Lanusse, Onganía, etc. Ellos se cagaban en la constitucionalidad y mantuvieron este estado de subversión nacional durante los 18 años de proscripción del partido político mayoritario del país.

José Pablo Feinmnann dice que le hubiese encantado que estos dos radicales se opusiéran a semejante manoseo del republicanismo se negaran a prestarle su imagen democrática a lo que en realidad fue un régimen gorila que duró, otra vez para que entre bien en la cabeza, 18 años.

Pero la realidad demuestra que sin el peronismo proscripto nunca, jamás de los jamases hubiesen podido ganar una elección.

Entonces pregunto: Ilía y Frondizi se bancaban una elección democrática.

La respuesta corta como siempre es NO! Ellos sabían que perdían contra cualquier candidato peronista. Si Perón postulaba a Margarito Tereré como presidente. Margarito ganaba por afano al mejor candidato de la oposición unida.

Porque la democracia es así, la mayoría elige, la mayoría manda.

Los radicales Frondizi e Ilía se bancaron el juego de la democracia: Respuesta corta: NOOOOOOOO!!!!!!

Así que no me vengan con cuentos chinos: Ilía y Frondizi no fueron democráticos ni legítimos presidentes. Perón si.

Pero el pueblo se venia cansando, la resistencia de los obreros peronistas fue la vanguardia de un pueblo reprimido, e impedido de ejercer sus derechos civiles que a fines de los 60 y principios de los 70 se puso violento y con justa razón.

La violencia de abajo, justificada por la violencia de arriba torció el brazo de los gorilas y tuvieron que traer de vuelta al único que el pueblo y ahora la juventud presente querían: Juan Domingo Perón.

PERÓN O MUERTE!

Era uno de los lemas que más se repetían. Para ellos Perón era lo contrario a muerte. Perón era vida, los demás, muerte.

1974, después de 18 años de proscripción y resistencia Perón se celebran elecciones legítimas: Gana el peronismo. Cámpora presidente.

Esta vez las minorías oligárquicas de los monopolios transaron con los personajes corruptos dentro del movimiento y pactaron el golpe del 76.

Otra vez en nombre del republicanismo, el orden y la democracia lo único que hicieron fue vender el país al mejor postor y para que no queden posibilidades de que el pueblo y la juventud se paren de manos otra vez ante la injusticia mataron a 30.ooo más o menos. Corte que nadie tenga dudas de que democracia es la de ellos y no la de la mayoría.

Fue tan efectivo eso que recién a partir de 2003 esa generación volvió a la lucha. Esta vez desde el gobierno y con todas las de la ley.

Nestor Kirchner dejó su gobierno con alrededor de un 70% de imagen positiva y Cristina Fernandez ganaría en primera vuelta frente a cualquier candidato si las elecciones fueran hoy.

Volvemos a la misma pregunta. ¿Se bancarán las minorías monopólicas el juego de la democracia esta vez?

La respuesta ahora es más larga: Sí o sí, se lo van a tener que bancar esta vez porque no pensamos dar NI UN PASO ATRÁS!

Anexo art. 36 de la Constitución Nacional

Art. 36.- Esta Constitución mantendrá su imperio aun cuando se interrumpiere su observancia por actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático. Estos actos serán insanablemente nulos.
Sus autores serán pasibles de la sanción prevista en el artículo 29, inhabilitados a perpetuidad para ocupar cargos públicos y excluidos de los beneficios del indulto y la conmutación de penas.
Tendrán las mismas sanciones quienes, como consecuencia de estos actos, usurparen funciones previstas para las autoridades de esta Constitución o las de las provincias, los que responderán civil y penalmente de sus actos. Las acciones respectivas serán imprescriptibles.
Todos los ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes ejecutaren los actos de fuerza enunciados en este artículo.
Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos.
El Congreso sancionará una ley sobre ética pública para el ejercicio de la función.

Anuncios

Kiuj povas traduki c’i tion?

15 febrero, 2011 Deja un comentario

En mia blogo mi skribas kion kantig’is min la pilkojn! Estas Klara? La lilmitacioj de la lingvo, ke mi havas, impidas min povi skribi kion kantig’is mian pilkojn. Pro alia parto, mi povas skribi en “esperantano” duono esperanto kaj duono kastes’ano, hahaha!

Tiam, mi aprovec’as por diri iom inteligenta (kiel en la propagando de “unu vino, mil babiloj”) sed mi preferas diri iom kun politika enhavo.

Pro tio mi diris: ¡Vivu Perono kaj Evita! Kaj ankau’: ¡Vivu Nestoro kaj Kristina!

Mi estas kirc’neristo! Mi estas Ultra K!

La politikoj de la opozicio estas tre perdita en la sociala mapo argentina. Ili estas tre pilkoluloj c’ar ne scias kiel fari por turni la rumbo de la nacia kaj populara projekto. Ili ne estas amikoj de la registaro peronista kirc’nerista. Ili estas malamiko de la argentina popolo.

 Malbonujo merkadistoj de la nacia au’tonomio! Mi volas ke c’iuj vi eniros de nia lando. Jes, nia lando, c’ar Argentino ne estas via lando.  Ni estas la argentina popolo. La laboristoj, la studentoj, la malplimultoj, ktp. Dum pli ol du cent da jaroj ni tenis viaj insultoj kaj malestimoj. Dum pli ol du cent da jaroj ni laboris por viaj ric’ecoj. Ni turnig’is malric’aj dum vi turig’is pli ric’aj!

Mi malamas al la puta oligarkio kiel la kunulo Luis D’elia!!!

G’is la revido!

Dankon Nestoro! Fortu Kristina!

Categorías:Ensayo Etiquetas: , ,

Ensayo

18 abril, 2009 Deja un comentario

Derecho Torcido: "La libertad en sentido estricto"
por Alberto Carlos Bustos.
En los estudios más recientes sobre la libertad y sus variables ontológicas los filósofos del derecho han tenido la particularidad de evitar las consecuencias de la aplicación de sus teorías en la realidad concreta de los procesos penales, como en el histórico precedente jurisprudencial "Marcelo Selamastick contra Mónica Galindo" debemos recordar la famosa cita del tan recordado Juez López Pressa cuando dice "¡Sin la libertad el hombre es una mierda!” 
Al remitirnos a la polémica obra del doctor Arthur King (que en sus “Principios del Derecho Meretriz” ha establecido una base conceptual para la apertura de los distintos campos de actividad recreativa en horarios nocturnos a la práctica de la profesión más antigua de la historia humana), podríamos hacer un paralelo entre las concepciones de Dogman y Perrovsky sobre el mismo hecho y la crítica que ambos le hacen a King, es decir, que “sólo contempla el horario nocturno como apto para la actividad meretriz.” De todo esto se desprenden dos interrogantes: 1- ¿Es la obra de King una reivindicación de la libertad en sentido estricto? Y 2-¿A King le pusieron Arthur por el Rey Arturo de la Mesa Redonda? Este segundo interrogante lo trato en mi libro anterior que no viene al caso mencionar. 
Ahora bien, la primera cuestión deberíamos considerarla dentro del marco más amplio del Derecho Procesal Universal y para esto me remito a la inigualable obra de Don Satur “La Libertad es un Bizcocho” donde de una manera que caracteriza su genialidad analiza el concepto amplio de libertad mediante sucesivas analogías culinarias, que terminan en la siguiente reflexión: “La libertad es la posibilidad de elegir. Por ejemplo, si voy a la panadería y pido un vigilante pero me dicen que no tienen y me ofrecen bolas de fraile; andá a cagar, me voy a otra panadería a buscar mi vigilante. ¡Eso es libertá!” 
Esto lo podemos evidenciar a través de un minucioso trabajo de derecho comparado donde se observa claramente que el código aduanero de Qatar dice "la libertad de transportar bizcochos no debería distinguir raza, religión, ni si esta mas crudo o cocido”. Teniendo en cuenta este marco conceptual podemos afirmar sin inconvenientes que no.
 
La obra de King no es una reivindicación de la libertad en sentido estricto ya que le pone límites; dejándola como algo que sólo pueda realizarse plenamente de noche y en los parques. Yo creo que la obra de King, más allá de habilitar un par contextos más democráticos, ha sentado jurisprudencia para los posteriores abusos de autoridad que ya son cosa del pasado gracias a Dios y a su Obra. Porque gracias a Juan de Dios Martínez, comúnmente llamado por sus colegas Dios, y a su Obra Maestra “Derecho Canónico y Libertad en Sentido Estricto. Desde la perspectiva de alguien a quien le importa un carajo lines el Derecho Canónico y la Libertad en Sentido Estricto” es que hemos podido traspasar los límites de la virtualidad, es que hemos podido buscar el valor del contacto humano como condición indispensable para la procreación y es que emos y floggers han podido ver en Cumbio un icono de la libertad en sentido estricto. Y así hemos de poner empeño en nuestra profesión. 
Para otras concepciones de la libertad en sentido estricto recomiendo ver las obras de Róman Rick Elmer,“Foul y Derecho al Penal” edit. Fulbo-Ludo, 1997; la del Lic. Pablopulos Lezcanonosovos, “Derecho Cantado, desde adentro y desde afuera” edit. 4 Paredes, 1996-2009 puntera  puntera; y desde una perspectiva de género, en la obra de Eliza K. Riós, “Los Hombres Son Unos Chotos” en el capítulo ocho, “Con mi cuerpo hago lo que se me canta el orto”, trata acerca de la libertad en sentido estricto inspirada por Dios y su Obra antes mencionada. 
Pero la cuestión de fondo es si la libertad en sentido estricto nos debería interesar como meta o ponga de nuestro quehacer cotidiano. Si la libertad en sentido estricto, y así lo creo, es nuestra cuestión de fondo, entonces no deberíamos preocuparnos en decir la verdad, sino más bien en que lo que digamos parezca la verdad. Todos sabemos que en un juicio lo más importante es ganar. Ganar la libertad. La libertad de nuestro nuestro defendido sea como fuere.
 
Nosotros ganamos la libertad en voz activa. La libertad es ganada por nosotros en voz pasiva. Nosotros la ganamos. Y asi demostramos que la libertad es nuestro objeto directo. 
Esa es la libertad que tenemos. La que nos da el sistema con sus huecos. La que ejercemos y que debemos ejercer día a día en el ejercicio de nuestra profesión. Ejercitándonos, como el soldado se ejercita en el ejercicio cotidiano de ejercer en el Ejército. Poder hacer de este mundo un mundo más libre. Es nuestra profesión, nuestra militancia y nuestra fuente de todo tipo de ingresos.
 
Para que todos puedan hacer lo que quieran sin tener miedo al castigo punitivo de la ley. Sin distinción de raza, de pueblo, de color, de religión, de sexo, de edad, de culpable, de inocente o de narváez. Debemos procurar la libertad para nuestros defendidos. Libertad en el sentido estricto de la palabra.
Dr. Alberto Carlos Bustos Colegio de Abogados de la Ciudad
Se recomienda mi proximo libro bajo pseudónimo 
en el que trato el tema del derecho meretriz y la religión pagana

Categorías:Ensayo
A %d blogueros les gusta esto: